Hermosas ideas coloridas para un acogedor porche.

Creemos un lugar agradable, arreglado con nuestras flores y plantas favoritas. ¿Y por qué no un pequeño huerto? Siempre tendremos hierbas y verduras frescas disponibles, y le daremos mucho ánimo.

Para cuidar nuestro confort y conveniencia, podemos disponer muebles de madera o mimbre, decorados con almohadas de colores y una alfombra tejida a mano en el piso. Podemos colocar interesantes cajas y macetas con hermosas decoraciones naturales, un alegre mantel y un jarrón de flores. No olvidemos colgar el sombrero de jardín en algún lugar, seamos sinceros. Ahora podemos sentarnos y servirnos una limonada.