Los materiales naturales son una muy buena opción para hacer diferentes decoraciones en el patio y hacer un mosaico de jardín con piedras de río es una gran oportunidad para esto. Tal mosaico se usa principalmente para el diseño artístico de callejones y caminos, pero puede encontrar aplicación en una serie de otras ideas para el espacio exterior. Debido a que las piedras de río pueden variar en rangos muy amplios, como colores, formas y tamaños, si logra obtener más, las posibilidades de expresión creativa se vuelven ilimitadas.

Un enfoque posible es crear previamente mosaicos con una forma circular, cuadrada, de diamante, rectangular, poligonal u otra definida. Para este propósito, se necesita un molde en el que organizar la composición de los guijarros y la soldadura con la mezcla de construcción, y después de apretar para organizar en un lugar preparado en el jardín. De esta manera, se puede lograr una mejor planificación y la implementación se dividirá en pasos pequeños y más fáciles, y se agregarán elementos y materiales adicionales a las composiciones.

Otro método para realizar tal idea es diseñando toda el área de disposición y la construcción gradual del mosaico. Esto permite el uso de grandes fragmentos de roca y da más libertad para la creatividad, y se puede prescindir del uso de mezclas de soldadura fuerte si el recorte de la base preparada está bien hecho.