La focaccia es un tipo de pan asociado con Génova y la región italiana de Liguria, aunque muchos creen que las raíces de esta tentación de la pasta provienen de la civilización etrusca, una civilización anterior a la romana. El nombre en sí proviene del latín "foco" que significa "hogar, lugar para hornear", y en la antigua Roma "panis focacius" era pan plano cocinado en el horno. El uso generalizado de esta magia culinaria, cuya estructura es idéntica a muchos tipos de masa de pizza, también crea una gran cantidad de variaciones en la preparación. Desde la receta tradicional de Génova para el aceite de oliva y la sal (focaccia alla genovesa) hasta el pastel de queso (focaccia col formaggio) hasta el dulce de focaccia dolce, la focaccia está presente en la mesa italiana en innumerables variedades.
Nos centraremos en varias variantes diferentes del enfocador.

Productos de masa requeridos:
Harina de trigo - 430-450g.
Levadura seca - 7g.
Aceite de oliva o aceite
Agua caliente - 250ml.
Sal - 1h


Método de preparación:

La levadura se disuelve en agua tibia y se vierte en un tazón. A ellos se les agrega una pequeña porción de harina, sal y dos cucharadas de aceite de oliva o aceite. La harina se agrega gradualmente a la harina, y cuando es lo suficientemente espesa como para amasar, transfiérela a una superficie enharinada y amasa completamente agregando harina. Después de absorber toda la harina, continúe revolviendo durante al menos 8-10min. Forme una bola de masa y colóquela en un recipiente engrasado. Cubra con papel de aluminio o tela y deje que se evapore hasta que el volumen se duplique. A temperatura ambiente (22-24 ° C) se tarda aproximadamente 40min.
Para preparar diferentes tipos de focaccia, es aconsejable dividir la masa en bolas separadas. Existen varios enfoques básicos para las próximas etapas de trabajo y nos centraremos en dos de ellos. En el primero, la masa se mezcla con los aditivos previstos. En este caso, el producto terminado tiene una estructura de pan más concisa. Aquí usamos una combinación de aceitunas y cúrcuma para mezclar la masa.
En el segundo enfoque, la masa se extiende a mano y se rocía con los productos seleccionados, luego se envuelve o se enrolla. Algunas buenas combinaciones son:
1 Pasta de tomate, ajo, albahaca y orégano.
2 Cebollas secas, tomillo, ajo seco.
3 Tomates secos y albahaca
4 Pasta de tomate, aceitunas, albahaca, tomillo, orégano


Las oportunidades, al igual que la pizza, solo pueden estar limitadas por la imaginación. Una vez que los enfocadores estén formados, colóquelos en una sartén engrasada. Se hacen muchos agujeros con el dedo sobre ellos y cada enfocador se unta cuidadosamente con aceite de oliva o aceite, que también debe caer en los agujeros con forma. Luego espolvorea con especias, aceitunas y más.
Se dejan calientes nuevamente a fuego lento durante aproximadamente 40min. y poner bajo en el horno precalentado 180 ° C. Se hornean alrededor de 30min. Se les permite enfriarse un poco y servir y luego desaparecer, pero esto también es parte de su magia.