Los huevos de Pascua se pueden colorear de muchas maneras y de varias maneras, pero dibujarlos a mano con cera caliente es uno de los pináculos de la expresión artística en esta dirección. Este es un esfuerzo que requiere mucha paciencia, precisión y habilidad. Cuanto más hermoso es el resultado final, más difícil es el camino para lograrlo, y en esencia la idea es dibujar a mano un patrón en los huevos.

Materiales requeridos (se venden kits especiales):
Cera de color o lápices
Herramienta de grabado: aguja, punzón, alambre de cobre (el cobre retiene el calor y permite un trabajo más prolongado), unido a un mango de madera


Método de producción:
Los huevos pueden ser de color o blancos. El blanco es una buena base, pero se debe tener mucho cuidado con la contaminación. Si tus huevos son oscuros puedes usar La técnica para decolorar los huevos de Pascua antes de pintar o simplemente sumérjalos en vinagre por unos minutos. La cera debe calentarse a aproximadamente 65 grados y mantenerse a esta temperatura, después de lo cual la aguja se sumerge en ella y se pinta sobre el huevo. El dibujo se puede dibujar previamente con un lápiz para facilitar o directamente en el caparazón. La inmersión del huevo, después de crear la pintura, en una solución ácida (una mezcla de agua y vinagre) durante aproximadamente una hora, permite incluso obtener un efecto de alivio. Este método es una forma de crear imágenes que son obras de arte. El siguiente video muestra cómo crear estos coloridos huevos: