Una sensación de calma y suavidad en los colores y detalles son la línea principal de este diseño. La combinación de tonos claros, amarillo pálido, beige y blanco, se funden entre sí en un acabado armonioso sin acentos brillantes e intrusivos. Atmósfera única llena de confort, calidez y luz suave.