En esta publicación para flores de interior y jardín, nos centraremos en Pachistahis, una planta herbácea o arbustiva muy hermosa y sin pretensiones nativa de América del Sur. Este género de 12 especies de arbustos perennes de hoja perenne, al igual que Crossover, pertenece a la familia Acanthaceae. De todos los representantes, solo tres se cultivan y cultivan en un ambiente controlado: Pachystachys coccinea, Pachystachys lutea y Pachystachys spicata, mientras que el resto solo se puede ver en sus hábitats naturales. Su nombre proviene del griego pahi (παχύ - grueso) y stachis (σταχυς - clase / mazorca de maíz), debido a las brácteas específicas y brillantes, amarillas, amarillo-naranja o rojas. En las regiones tropicales y subtropicales, donde la temperatura no desciende por debajo de los 10 grados, el pahistahis se puede cultivar como planta de jardín, mientras que en el resto del planeta, es una planta de interior o una flor de invernadero.

La especie amarilla más común (Pachystachys lutea) es un semi-arbusto que alcanza hasta un metro de altura, con tallos verdes que cubren la corteza de los árboles en la base. Hay una densa masa verde de hojas cruciformes con venas convexas. Florece de marzo-abril a septiembre-octubre, formando brácteas doradas, con flores blancas o de color crema.
La phystachys roja (Pachystachys coccinea), también llamada "Guardiana del Cardenal", por su parecido con las plumas de guardia, es el otro representante común, que, sin embargo, puede crecer casi al doble.





La planta no es caprichosa, pero si no se tiene el mínimo cuidado, no podrá disfrutar de su exuberante floración. Pachistachis ama la luz y el aire fresco, pero las corrientes y el sol muy fuerte deben ser evitados. Como es bueno estar al aire libre durante los meses de verano, su ubicación no debe estar ventilada y, aunque se siente bien a la luz solar directa por la mañana y por la tarde, no se debe evitar la luz solar directa.

Al igual que todas las plantas tropicales, el pachistachis se siente mejor en un ambiente de temperatura alrededor de los grados 20-22, con un verano no deseable que exceda 25. En el invierno o en el período de octubre a marzo, se recomienda un rango de grados 16-19. Se necesita aire acondicionado, porque en caso de cambios repentinos, algunas de las hojas pueden gotear. Bajar los grados por debajo de 13-14 ya representa un grave riesgo para la planta.

El riego debe ser abundante y frecuente, con agua fría restante, pero el suelo debe drenarse muy bien para no retenerlo. Durante la floración, tenga cuidado de no mojar las flores. El suelo no debe secarse durante los meses cálidos, mientras que durante el riego frío se diluye. La alta humedad inherente en el entorno natural para los pachistachis lo hace sentir muy bien con rociadores, duchas calientes, humidificación, etc.

La nutrición moderada del suelo con complejos minerales en floración es bienvenida durante el período de floración. Es una buena idea replantar uno o dos años reemplazando gran parte del sustrato para reducir la acidez. La nueva capa de suelo debe estar muy bien drenada.

Aunque crece lentamente, la poda periódica de los pachistachis tendrá un buen efecto sobre la densidad y la floración. La propagación es por esquejes de color en el período de floración, que se colocan en agua suave y fría hasta que aparecen las raíces.